Arabia Saudí
Conocer otro país

Galería de Fotos 
Mapa de Arabia Saudí

 

 


EXPORTAR E INVERTIR EN EL PAÍS

FERIAS COMERCIALES

Ferias Comerciales Arabia Saudí 2016 -2017


EXPORTAR

Los datos aportados por el Economist Intelligence Unit (EIU) en 2014 reflejaban un volumen total de exportaciones de 346,8 millones de dólares (MUSD), algo inferior a 2013. Las importaciones alcanzaron la cifra de 149,5 MUSD. La balanza comercial fue por tanto favorable, y ello a pesar del descenso en los ingresos del petróleo, algo que se prevé se mantenga en 2015.

El peso del petróleo en las exportaciones saudíes es fundamental. La base exportadora de Arabia Saudí depende en un porcentaje muy alto de los combustibles y de los productos químicos orgánicos. No obstante se prevé una progresiva disminución de los ingresos del petróleo en los próximos años. Además del petróleo, hay que tener en cuenta la petroquímica y los plásticos que representan más del 60% de las exportaciones no petroleras del país. La exportación de productos agrícolas sigue siendo baja y está dirigida fundamentalmente a los países miembros del CGC.

Las importaciones han ido en aumento en los últimos años. El crecimiento económico de Arabia Saudí y la fuerte demanda interna aumentaron el volumen de las exportaciones. El aumento de las importaciones en 2014 fue del 2,4 % y para 2015 se preveía un aumento mayor, del 5,4%. Este fuerte incremento se debe fundamentalmente a los grandes proyectos de inversión previstos en Arabia Saudí y a un fuerte aumento de la demanda interna. Todo esto viene apoyado con una política fiscal expansiva por parte de las autoridades saudíes. Los países que más exportan a Arabia Saudí son China, Estados Unidos, Alemania, Corea del Sur e India.

Respecto a España, la balanza comercial con Arabia Saudí en 2015 reflejó un saldo negativo de 344 millones de dólares. Este supone una reducción del balance negativo con respecto al año anterior, que en 2014 fue de 2.907 millones de dólares. Es importante señalar que en 2015 el comercio bilateral (exportaciones más importaciones) fue de 6.500 millones de dólares. Las principales exportaciones españolas a Arabia Saudí por sectores en 2015 tienen en primer lugar al sector agroalimentario, seguido de las bebidas, bienes de consumo, y materias primas, productos industriales y bienes de equipo. En julio de 2016 las autoridades saudíes autorizaron la importación española de carne de vacuno, ovino y caprino, lo que supondrá nuevas oportunidades de negocio para la industria cárnica española en el país árabe.

En el caso de Andalucía y según la información de EXTENDA, las relaciones y los negocios con Arabia Saudí han ido en aumento en estos últimos años. En 2015 el número de empresas andaluzas que exportaron a Arabia Saudí se elevó a 436, mientras que el promedio de empresas andaluzas que exportan al país árabe es de 79. Las empresas andaluzas se están posicionando con fuerza como líderes exportadoras en algunos sectores. En este sentido, cabe destacar que la exportación de productos hortofrutícolas a Arabia Saudí aumentó en más del 40% en 2015.

Trámites y documentación para exportación
Las empresas extranjeras que se dediquen indistintamente a la importación o la exportación deben estar registradas en el Registro Comercial. Quedan exentas las empresas que tengan un capital inferior o igual a 100.000 Riales saudíes (SAR).Para inscribirse en el Registro Comercial es necesario rellenar el formulario de solicitud, el pago del derecho de inscripción y la entrega de la documentación requerida en el Ministerio de Comercio e Industria.

Todas las exportaciones que se realicen a Arabia Saudí, salvo las de bajo valor (hasta 3.000 Riales) y las que vayan destinadas al uso personal, deberán ir acompañadas de los siguientes documentos: formulario de declaración de aduanas, factura comercial, conocimiento de embarque, y certificado de origen. El certificado de origen deber estar emitido por el productor o por el exportador y contener el nombre, la nacionalidad y datos de los productores de cada artículo. Los documentos de expedición deben estar sellados en España por la Cámara de Comercio. Las facturas deben contener el peso neto de los productos, su composición, la fecha de fabricación, la fecha de caducidad, lugar de embarque y el código aduanero.
Según la normativa saudí sobre exportaciones al país, los diferentes productos importados deben ir acompañados de los documentos preceptivos.

Los procedimientos aduaneros están automatizados. Si las mercancías y la documentación exigida están en orden el control de aduanas suele durar una media de un día. Un 90% de las importaciones se inspeccionan con rayos X y un 10% queda sujeto a inspecciones aleatorias.
Los requisitos en cuanto a marcado, etiquetado y envasado son: El tiempo de conservación sólo es obligatorio para productos alimenticios perecederos y alimentos infantiles, las normas de conservación voluntaria se aplican a los demás productos alimenticios.
Las etiquetas deben figurar al menos en árabe, en casos concretos y tras la autorización pertinente, un número reducido de productos pueden estar etiquetados en inglés, suelen ser productos en prueba.

En las etiquetas de productos alimenticios debe aparecer:

Certificación Halal

A través de la certificación se debe garantizar que el producto ha sido procesado siguiendo los preceptos del Corán, es una condición indispensable si se quiere llegar a este mercado.
Por ser un país islámico hay requisitos estrictos en cuánto a los productos cárnicos y productos avícolas. El animal debe haber sido sacrificado siguiendo los procedimientos Halal. En la etiqueta de estos productos debe aparecer en dos idiomas (uno de ellos el árabe) y contener además la siguiente información:

 

IMPUESTOS Y ADUANAS

Arabia Saudí es miembro del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG), unión política y económica integrada por los Estados árabes del Golfo: Arabia Saudí, Emiratos Árabes, Bahréin, Kuwait, Omán y Qatar, establecido en 1981 y que tiene como principales objetivos la cooperación regional y la integración en áreas como la economía, las finanzas, el comercio, la inversión, las aduanas, el turismo y el transporte.

También están exentas de arancel aquellas materias primas que sean importadas por los países CCG para su transformación en industrias registradas debidamente y con una licencia industrial expedida por el Ministerio o la autoridad competente del país en cuestión.
De acuerdo con el principio de “puerto de entrada único” los productos importados a Arabia Saudí (también en cualquier otro Estado miembro del CCG) y que tengan como destino otro mercado del CCG están sujetos a aduanas sólo en el primer puerto de entrada en este mercado regional.

Según la Organización Mundial del Comercio (OMC), el arancel en Arabia Saudí tiene 7.151 líneas, de las que 7.051 son ad valore, 19 tienen tipos mixtos y 81 son para productos que están prohibidos en el país. El promedio de los aranceles NMF (de la nación más favorecida) aplicados por Arabia Saudí es del 5,2 %. De todas formas, la diferencia entre el arancel NMF y el consolidado en el país es una incertidumbre, lo que da margen a Arabia Saudí para aumentar los aranceles en muchos casos.
La normativa sobre importación varía en función del tipo de producto importado. De esta forma existen productos libre de derechos como las materias primas agrícolas y los productos alimenticios básicos (azúcar, té, café, ganado, carne, cebada, maíz,…), productos químicos orgánicos, los productos farmacéuticos y médicos. En cambio, determinados productos tienen un tipo de arancel “protector” que suele ser del 12%, 20% o 25%, y que son aplicables a productos de fabricación local, como los jabones, la leche de largo duración, cementos, dulces, galletas, o aceites lubricantes.
Por otro lado, la importación de ciertos productos está totalmente prohibida por diversas razones. Entre estor productos cabe destacar a los estupefacientes, las bebidas alcohólicas, cerdos vivos y productos del cerdo, y máquinas de juego.
Las mercancías en tránsito y sus respectivos medios de transporte no están sujetos a derechos o impuestos. Además, Arabia Saudí no aplica contingentes arancelarios ni tampoco aranceles estacionales.
No existe ninguna tipo de imposición a las personas físicas en Arabia Saudí. Se autoriza el ingreso en el país de un máximo de 16.000 USA (Dólares USA) o su equivalente en otra divisa. No existe impuesto de consumo (IVA) en Arabia Saudí, por lo tanto no existe el reembolso del IVA.
En cuanto a los impuestos existentes, la introducción del IVA se encuentra en curso, el Consejo de Cooperación de Estados del Golfo (CCG) está estudiando la introducción de un IVA del 5% en el conjunto del territorio.

Acuerdos bilaterales

En este momento y según la información del Ministerio de Asuntos Exteriores lo más importantes acuerdos bilaterales vigentes entre los dos países son:

En 2016 tienen previsto reunirse en Arabia Saudí la Cámara de Comercio de España con la asociación de Cámaras de Comercio saudí. Este encuentro permitiría un amplio contacto entre empresas de ambos países y sin duda alguna ayudaría a impulsar las relaciones comerciales entre los dos países.

 

INVERTIR EN ARABIA SAUDÍ

Arabia Saudí ocupa el puesto 77 en la clasificación de los países del mundo según el Índice de Libertad Económica 2015, elaborado por la Heritage Foundation.

El país es el tercer receptor de Inversión Extranjera Directa de la región, tras Turquía y Emiratos Árabes Unidos. A pesar de la puesta en marcha de una política que favorece al inversor local, a partir de 2011, el gobierno de Arabia Saudí ha dedicado importantes recursos para invertir en infraestructura nacional para atraer las inversiones. El país cuenta con unos tipos de cambios estables y una controlada inflación, algo que resulta muy atractivo a los inversores. Las autoridades saudíes son especialmente receptivas a las empresas con capacidad para transferir tecnología, emplear y formar a la mano de obra local. La puesta en valor de las materias primas locales también es muy valorado a la hora de favorecer la inversión extrajera. Arabia Saudí cuenta con las reservas petrolíferas más importantes del mundo por lo que los gastos energéticos son muy bajos y existe un alto nivel de vida en el país.

Durante el año 2015 la economía ha crecido a menor ritmo, y se prevé que siga con esta tónica en años sucesivos. La bajada del precio del petróleo hará que se reduzca el superávit por cuenta corriente del país y aumente el déficit fiscal. A pesar de esto, el sector privado no petrolero será el motor del crecimiento de la economía debido a las inversiones públicas, especialmente la construcción y los servicios públicos.

La Autoridad General Saudí de Inversiones (SAGIA) ha centrado su interés en la inversión extranjera para los siguientes sectores:

1) Transporte: red de carreteras, proyectos ferroviarios y portuarios, transporte marítimo, transporte de hidrocarburos, zonas económicas especiales, y logística.
2) Energía y agua: petróleo y gas, plantas petroquímicas, plantas de generación de energía, tratamiento y desalinización de agua, plásticos, industrial del metal y fundiciones, energía solar, entre otras.
3) Tecnología de la información, telecomunicaciones y multimedia.
4) Tecnologías del conocimiento: educación, ciencias de la vida, y atención sanitaria.
5) Construcción de viviendas.

Los inversores extranjeros están autorizados a hacerlo en cualquier sector económico del país, a excepción de algunos sectores que están restringidos, como el sector petrolero y minero.

Los inversores locales no están obligados a tener socios locales en muchos sectores y pueden adquirir propiedades inmobiliarias destinadas a actividades de su empresa.

La Autoridad General Saudí de Inversiones (SAGIA) es la encargada a través del Centro de Servicio al Inversor (ISC, en inglés) de decidir si concede la licencia para invertir, en un plazo estimado de unos 30 días desde la recepción de la solicitud.

Por último, las empresas extranjeras que quieran instalarse en Arabia Saudí gozan con incentivos nacionales para su establecimiento en el país. No obstante, depende del tipo de negocio y actividad que quiera desarrollar. Algunas actividades sin embargo están prohibidas y están en una lista que se revisa periódicamente y que el aprobada por el Consejo Supremo Económico.

 

FORMAS JURÍDICAS DE EMPRESA

Las formas jurídicas de las empresas en Arabia Saudí son las siguientes:


La práctica habitual de las empresas extranjeras que se establecen en Arabia Saudí es crear sociedades de responsabilidad limitada; las anónimas son poco utilizadas. Las sociedades de responsabilidad limitada (LLCs) son fáciles de establecer y administrar y la responsabilidad personal de cada uno de los socios se limita a la aportación de cada socio al capital social de la sociedad. Una LLC debe tener entre 2 y 50 accionistas y está dirigida y representada por uno o más directores. Desde 2002 se permite que los inversores privados extranjeros sean propietarios del 100% del capital en la mayoría de los sectores económicos. No obstante, la joint venture sigue siendo la opción más habitual por el conocimiento que aporta el socio local.

 

CONOCE EL PAÍS

ALGO DE HISTORIA

Sus límites geográficos actuales son muy recientes y en el pasado sería más correcto hablar de la existencia de enclaves poblados por diferentes civilizaciones diseminados por la geografía de la Península Arábiga. Si bien la mayoría del territorio estaba deshabitado, desde la Antigüedad se conoce la existencia de diferentes culturas, como las de Al-Maqar o Dilmun, y la presencia de tribus nómadas que comerciaban a lo largo de su territorio. En este sentido, ya desde entonces, las ciudades de La Meca y Medina, en la región del Hiyaz, eran importantes centros comerciales. El nacimiento del profeta del Islam Mohammad en La Meca en 571 significará un cambio fundamental en la historia de la Península Arábiga, y por extensión de la región. El surgimiento de la nueva fe supuso la unificación de las tribus, hasta entonces históricamente enfrentadas, y el comienzo de un período de estabilidad y prosperidad.

El siglo XVI supuso la entrada en escena en la región del Imperio Otomano, que dominó con mayor o menor intensidad la Península hasta principios del siglo XX. No obstante cabe destacar un hecho que marcará el futuro del país. A mediados del siglo XVIII Muhammad bin Saud funda el emirato de Diriyah (primer estado saudí), y firma un pacto con el imam Muhammad ibn Abdelwahab, convirtiendo a este emirato y a la doctrina del “Wahabismo” en un binomio capital en la historia del país desde entonces. Este primer estado acabó con el final de la guerra otomana-wahabí que tuvo lugar entre 1811 y 1818. A este primer estado le sucederá otro que estuvo en vigor desde 1824 hasta 1891.

El derrumbe del Imperio Otomano a principios del siglo XX hará entrar a Arabia Saudí en la fase definitiva de su historia reciente. El país tal y como se conoce en la actualidad surge en 1932 tras la unificación de los reinos de Nedj y Hiyaz por el rey Abdulaziz al-Saud, fundador del nuevo Estado. El descubrimiento del petróleo en 1938 transformó profundamente al país dando comienzo a una época de desarrollo y modernización. Los descendientes de Abdelaziz gobiernan el Reino de Arabia Saudí, que se ha convertido en un actor clave para comprender las relaciones geopolíticas con el mundo árabe-islámico. En la actualidad el Jefe del Estado es el rey Salmán bin Abdulaziz al-Saud.

 

DATOS BÁSICOS

Nombre oficial del país: Reino de Arabia Saudí (Al-Mamlaka Al-Arabia Al-Saudia)
Capital: Riad (5.194.230 hab.).
Otras ciudades: Yedda (3.430.690 hab.), La Meca (1.534.731 hab.), Medina (1.100.093 hab.), Dammam, Taif.
Superficie del país: 2.149.690 Km².
Población general: 29.195.895 millones de habitantes (censo 2012).
Moneda: Rial saudí (SAR). Desde 1986 el cambio del riyal está ligado oficialmente a los Derechos Especiales de Giro del Fondo Monetario Internacional. En la práctica, el cambio oficial está fijado en 1 USD = 3,75 SAR.
Idioma: El árabe es la lengua oficial del país, aunque el inglés suele predominar en las relaciones comerciales.
Religión: Islam es la religión oficial del país. Está prohibido el proselitismo de cualquier otra creencia.
Forma de Estado: Monarquía absoluta.
Nº de residentes españoles en el país: 1.215 (datos de 2013).

 

SOCIEDAD Y CULTURA

Las costumbres sociales en Arabia Saudí están profundamente impregnadas por la religión islámica. Este hecho es más patente que en otros países vecinos de la religión. La rama saudí del Islam es conocida como la doctrina wahabí, que tiene una gran influencia en la sociedad de manera general. Es conveniente que para la persona que viaje por primera vez al país tenga en cuenta que en el país se sigue una estricta observancia de los preceptos religiosos islámicos, algo que puede chocar con ciertos comportamientos y hábitos en los países occidentales.
En Arabia Saudí no existe una Constitución propiamente dicha. Lo más cercano a un documento constitucional es el Sistema Básico de Gobierno promulgado el 2 de marzo de 1992 por el difunto rey Fahd bin Abdulaziz. El primer capítulo de dicho documento estipula que el Reino de Arabia Saudí es un país árabe, musulmán y soberano, cuya religión es el Islam, y cuya Constitución son el Libro Sagrado (Corán) y los Hadices (dichos y hechos del profeta Mahoma).

La situación de la mujer en Arabia Saudí es de la más difíciles en el mundo árabe. La mujer saudí aparece siempre cubierta en ámbitos públicos con diferentes tipos de vestimenta, que en cualquier caso siempre cubrirán la cabeza y en ocasiones (niqab) también el rostro. Las mujeres sufren además un sistema de “tutelaje” por parte de algún familiar masculino, lo que les pide acudir de manera independiente actos públicos. La organización Human’s Rights Watch ha entrevistado a numerosas mujeres saudíes que confirman que el sistema de tutela masculina es el impedimento más importante para hacer realidad los derechos de las mujeres en el país. Se da además la circunstancia de que las mujeres tienen prohibido conducir un vehículo en todo el país. Si bien la posición va cambiando con el paso de los años, estos cambios son todavía poco significativos. No obstante cabe destacar que las mujeres constituyen hoy día el 58% del total de estudiantes universitarios del país. En marzo de 2017 se creó en Arabia Saudí el primer consejo de mujeres, en la región de Al-Qasim, si bien se da la circunstancia que ningún miembro del sexo femenino esté representado en este órgano.
En el plano patrimonial, Arabia Saudí cuenta con un rico patrimonio monumental, que no sólo está compuesto de sitios pertenecientes al legado islámico del país. En este sentido, Arabia Saudí cuenta con varios sitios inscritos en la lista de Patrimonio de la Humanidad de la Unesco: el sitio arqueológico de Al-Hijir / Madain Saleh, el distrito de al-Turaif en Diriya, el centro históricos de Yedda, y el arte rupestres presente en la región de Al-Hail. Igualmente el país también tiene inscritos elementos en la lista de Patrimonio Cultural Inmaterial: la cetrería, el Majlis (espacio cultural y social), el café árabe, y el alardah al-nadjdiyah (espectáculo de danza y folclore típico del país). Las infraestructuras culturales del país se están renovando constantemente. El país está siguiendo una política cultural expansiva que prevé la apertura de numerosos museos en los próximos años. Además, el país cuenta con una importante red de modernos museos dedicados a los más diversos temas. Entre los espacios museísticos existentes destacan el Museo Nacional en Riad, el King Abdulaziz Historical Center en Riad, el Scitech Technology Center en Al-Jobar, el Saqer Aljazirah Aviation Museum en Riad, o el Hejaz Railway Museum en Medina.
La gran extensión del país ofrece una gran variedad de posibilidades al turista. Su amplio litoral marítimo (el país dispone de 3.400 km de costa), el desierto de Rub al-Jali, el Parque Nacional de Asir cerca de la ciudad de Abha, los restos arqueológicos milenarios de la ciudad de Jubbah, las ciudades de Medina y La Meca, si bien prohibidas para los no musulmanes, son algunos de los sitios que se pueden visitar en el país. Desgraciadamente la oferta turística no está muy desarrollada en el país, al contrario que en otros países vecinos de la región, y el desplazamiento por Arabia Saudí en viajes organizados no dispone de una oferta turística competente. El consumo y posesión de alcohol en Arabia Saudí están prohibidos. En este sentido, es uno de los países musulmanes con las leyes de prohibición de alcohol más estrictas.
Los castigos que se aplican por contravenir la legislación local en esta materia son severos.
De manera general, Arabia Saudí es un país conservador que dista mucho de las costumbres occidentales. No obstante, la condición de extranjero hace que muchas de las normas morales sean de aplicación más laxa. En la mayoría de los casos la población occidental vive en urbanizaciones de acceso restringido (compounds) dónde rige un modo de vida distinto al resto.

 

INFORMACIÓN PRÁCTICA

RELACIONES EN LOS NEGOCIOS

Hacer negocios en o con otro país requiere conocer la idiosincrasia del mismo, si se quiere facilitar el progreso de las negociaciones. En el caso de Arabia Saudí es importante tener en cuenta lo siguiente:

 

PASAPORTE Y VISADO

Los visados deben obtenerse antes de viajar en la Embajada del Reino de Arabia Saudí en Madrid o en cualquiera de los Consulados Generales que existen en nuestro país. Arabia Saudí expide tanto visados de negocio y trabajo como de visita de familiares cercanos, o para visitas religiosas para los musulmanes. En cualquier caso, conviene tener en cuenta que la sección de pasaportes de los aeropuertos saudíes es competente para denegar la entrada en el país si así lo estima conveniente, incluso si el extranjero está en posesión de toda la documentación en regla.

Todos los visados se expiden antes de la llegada al país y no es posible obtenerlos en los aeropuertos, puertos o fronteras terrestres. Los visados requieren de la figura de un “sponsor” y su trámite en la embajada y consulados es lento por lo que se recomienda que se haga con la suficiente antelación antes de viajar.

Se necesita pasaporte con validez mínima de 6 meses. El visado es necesario para la entrada al país. Las autoridades saudíes son muy estrictas con los temas del visado, por lo que se aconseja que se compruebe la validez y duración del mismo antes de iniciar al viaje. Suele ser común confundir la validez del visado con la duración de la estancia. Las fechas se calculan según el calendario musulmán.

Estancia en el país:
Las personas que vayan a residir en el país necesitan un permiso de salida (exit visa), que debe ser solicitado por parte del “sponsor” o empleador. Durante la tramitación del permiso de residencia (iqama) las autoridades saudíes no permiten la salida del país. Se recomienda a los residentes españoles que antes de salir del país consulten con su empleador para comprobar que toda la documentación está en regla. Según la legislación local, será el empleador quién realice los trámites ante la Administración Pública para la obtención del permiso de residencia.

Las autoridades saudíes son muy estrictas en materia de visados. Sobrepasar el período de validez del visado podría comportar la imposición de multas o incluso la deportación. En este sentido, el departamento de aduanas no acepta la extensión de validez de un visado anterior.

 

CONDICIONES DE VIDA

Arabia Saudí es un país considerado de renta alta según el Banco Mundial. El PIB per cápita del país en 2016 fue de 18.631 dólares. Su economía es la número 20 por volumen de PIB del mundo. El Índice de Desarrollo Humano (IDH) de Arabia Saudí en 2016, indicador que tiene en cuenta datos tales como esperanza de vida, nivel de educación, carreras profesionales o el acceso a la cultura, el país se encuentra en el puesto 39 de 188 países.
Las costumbres sociales en Arabia Saudí están muy marcadas por el estricto seguimiento de las normas morales del Islam. Se aconseja llevar siempre consigo el pasaporte para evitar cualquier tipo de problemas. En este sentido la legislación penal es especialmente severa en el país. Los delitos graves pueden ser castigados con la flagelación, y la pena de muerte está vigente en Arabia Saudí.

El gran número de expatriados que viven en el país (más de 6 millones) ha hecho que el arrendamiento en Arabia Saudí no resulte complicado. Muchos expatriados suelen vivir en zonas residenciales que disponen de extensas servicios y comodidades. Los contratos de alquiler suelen estar en árabe por lo que es aconsejable solicitar una versión en inglés. En algunas ocasiones se puede solicitar el pago por adelantado de un año de renta, aunque no siempre es así. Lo más corriente es depositar una suma al propietario o agente al inicio del alquiler, que sería devuelta al finalizar el mismo si no se han ocasionado desperfectos en la vivienda.

La situación de la mujer es especialmente particular en Arabia Saudí, ya que la vida social se rige por la separación de los sexos en todos los ámbitos de la sociedad. En la mayoría de los espacios públicos existen secciones de hombres y secciones para familias. En los centros comerciales la mujer puede ir sola. La legislación local limita mucho el desplazamiento de la mujer, que tiene prohibido conducir en el país. Está totalmente prohibido que un hombre y una mujer tengan contacto físico (pasear cogidos de la mano, besarse, etc.) en público. Las mujeres también tienen prohibido fumar en un espacio público.

La educación en Arabia Saudí no es obligatoria en los primeros años. La educación básica es gratuita. En todos los niveles de la educación primaria existe separación por sexos. Después de este primer período educativo, los alumnos pueden asistir a la escuela intermedia general que prepara para la enseñanza secundaria y que dura tres años. La legislación saudí impide a los niños extranjeros su acceso al sistema de educación pública, por lo que la oferta se reduce a colegios privados internacionales. Para los expatriados hay escuelas y colegios internacionales privados dónde se enseñanza en distintos idiomas. Los centros educativos más prestigiosos se encuentran en la capital Riad y en la ciudad de Yedah. En Riad los más prestigiosos son el Multinational School Riyadh, British International School, Deutsche Schule, American International School, y el Ecole Francaise Internationale.
Los estudiantes de secundaria cuyas calificaciones son más satisfactorias tienen la oportunidad de matricularse en una universidad. Las principales universidades de Arabia Saudí son la King Saud University, King Fahd University of Petroleum and Minerals, King Abdulaziz University, Najran University, King Khalid University, King Abdullah University of Science and Technology, Prince Sultan University y Taibah University.
Las instalaciones médicas en Arabia Saudí son por lo general de alto nivel. En el país hay instaladas muchas empresas internacionales especializadas en seguros de salud privados. La cobertura sanitara es obligatoria para los expatriados y sus familias.
Hay que tener en cuenta que el acceso a Internet es limitado y las autoridades locales bloquean los sitios que critican el país o la situación de los derechos humanos.
Durante el mes del Ramadán las normas sociales cambian sustancialmente, al igual que en el resto de países musulmanes. Las personas ayunan desde el amanecer hasta el atardecer. Durante este mes comer, beber y fumar en lugares públicos durante el día está estrictamente prohibido. Se recomienda respetar las especiales normas sociales que rigen durante este período del año.

 

TRABAJAR EN EL PAÍS

En 2013 la población activa emigrante de Arabia Saudí era de más de 8 millones de personas, lo que supone más del 85% del empleo del sector privado. No obstante, existe un número significativo de expatriados sin documentar que trabajan en el país, en muchas ocasiones en condiciones difíciles.

El órgano administrativo competente en materia laboral es el Ministerio de Trabajo saudí. Este ministerio no sólo se ocupa de la planificación del mercado laboral en el país sino que también es el encargado de las disputas laborales y de los visados de trabajo.

El empleador o sponsor es una figura fundamental en las relaciones laborales en Arabia Saudí. Esta persona es la única responsable del trabajador a efectos legales, laborales o de permisos. El trabajador español que se establezca en el país debe asegurarse que cuentan con la protección de un contrato escrito. Cualquier disputa entre trabajador y empleador será resuelta de acuerdo con la normativa saudí de Derecho Laboral. Los litigios legales en los tribunales saudíes suelen ser largos por lo que recomienda la resolución pacífica de los conflictos.

En el pasado reciente la remuneración del personal expatriado gozaba de grandes ventajas y la remuneración estaba dividida según los complementos laborales especificados en el contrato. De esta forma, además del contrato base, se especificaba en el mismo el acceso a un vehículo, la vivienda (o subsidio), la cobertura médica, la educación de los niños y los billetes de avión para el país de origen. Sin embargo hoy en día lo más común es el pago de un solo sueldo que cubra todos estos gastos.

De acuerdo con la ley, la información que debe estar especificada en un contrato de trabajo es la siguiente:

Se recomienda acordar con los empleadores que se comprometan por escrito a no retirar al pasaporte del empleado una vez éste llegue a Arabia Saudí, algo que es habitual en el país para los trabajadores extranjeros.
La oficina de empleo del Ministerio de Trabajo de Arabia Saudí informa que en algunos sectores está prohibida la contratación de extranjeros. Esto ocurre en 56 categorías de empleo, como los gestores administrativos, gerentes de compras, secretarias, vendedores de concesionarios de automóviles y puestos de trabajo de relaciones públicas. Hay que destacar por ejemplo que en sectores como el bancario es mayoritaria la presencia de ciudadanos saudíes.
Los trabajadores extranjeros en Arabia Saudí tienen acceso a servicios médicos básicos. Es conveniente para los trabajadores extranjeros contratar un seguro médico complementario.

Condiciones de trabajo
La jornada laboral es de 8 horas y 48 horas semanales. En el mes de Ramadán no se deben sobrepasar las 6 horas al día y 36 horas semanales, excluyendo rezos, descanso y meriendas. La semana laboral empieza el domingo y acaba el jueves, viernes y sábado son los días de descanso oficiales.

Las vacaciones anuales retribuidas son de 21 días naturales al año y pueden llegar a 30 días después de 5 años de servicio en la empresa. Por otro lado, se puede obtener permiso por enfermedad de hasta 120 días naturales al año con sueldo completo durante 30 días.

La edad de jubilación es de 60 en hombre y 55 en las mujeres, la edad mínima de trabajar es de 14 años y 18 años cuando se trabaje en una mina o cantera.

No hay regulado un salario mínimo, el medio bruto mensual es de 2461 SAR. en cuanto a los contratos existen dos tipos, fijos y por tiempo limitado.

Además del salario, los trabajadores legalmente contratados tienen derecho a percibir una “indemnización” al final de la vigencia del contrato laboral. Esta indemnización se basa en el valor de todo el paquete de remuneración incluyendo las primas.

El Código Laboral que se aplica en Arabia Saudí fue aprobado en 2005 y entró en vigor en 2006. Este nuevo código supone un importante avance con respecto a los anteriores y toma en consideración las novedades en el sector laboral y los criterios internacionales en cuanto a inspección laboral, contrato laboral, o protección salarial, entre otros aspectos.

 

CONDICIONES DE SEGURIDAD

El nivel de criminalidad en el país es bajo. El nivel de riesgo terrorista es medio. Si bien no existen riesgos de desastre natural, en verano hay que extremar la precaución debido a los fuertes vientos que soplan del norte ya que pueden venir cargados de arena.

De manera general se desaconseja la visitar sólo las áreas desérticas del país así como adentrarse por áreas alejadas de las vías de comunicación entre las grandes ciudades de Arabia Saudí.

Las zonas limítrofes con las fronteras de Iraq, Yemen y Jordania, forman parte de las zonas por las que se desaconseja el tránsito, al igual que por la Provincia Oriental del país. La Embajada de España en Riad desaconseja residir o trabajar en la zona de Al-Qassim (situada en la zona central del país).

 

CONTACTOS Y ENLACES ÚTILES

EMBAJADA DE ARABIA SAUDÍ EN MADRID:

C/ Dr. Álvarez Sierra, 3
28033 Madrid
Tel.: +34 91 383 43 00
Fax: +34 91 302 12 12
E-mail: esemb@mofa.gov.sa


EMBAJADA DE ESPAÑA EN RIAD:

Barrio Diplomático (Hayy Assafarat) s/n
P.O. Box 94347 Riyadh 11693.
Tel.: (+966 1) 488 06 06.
Fax: (+966 1) 488 04 20.
E-mail: emb.riad.info@maec.es


OFICINA COMERCIAL DE ESPAÑA EN RIAD:

P.O.Box 94327 Riyadh 11693.
Tels.: +966 11 464 51 25 / 461 21 53.
Fax: +966 11 462 13 03.
E-mail: riad@comercio.mineco.es


OTRAS DIRECCIONES DE INTERÉS:

Embajada del Reino de Arabia Saudí en Madrid: www.arabiasaudi.org

Ministerio de Trabajo: www.mol.gov.sa

Legislación laboral saudí: www.laboreducation.gov.sa/en

Oficina Económica y Comercial de la Embajada de España: www.icex.es/icex/es/navegacion-principal/todos-nuestros-servicios/informacion-de-mercados/paises/navegacion-superior/nuestras-oficinas/ofecomesriad.html?idPais=SA&null

 

Descarga Adobe Acrobat Reader para visualizar los siguientes documentos:

DESCARGAS

Datos macroeconómicos:

 

Exportaciones e importaciones:

 

Otros documentos: