Catar
Conocer otro país

Galería de Fotos 
Mapa de Catar

 

 


EXPORTAR E INVERTIR EN EL PAÍS

FERIAS COMERCIALES

Ferias Comerciales Catar 2016 -2017


EXPORTAR

Los datos económicos de Catar de 2015 reflejaban un volumen total de exportaciones de 77.971 millones de dólares, y las importaciones alcanzaron ese mismo año la cifra de 32.610 millones de dólares. La balanza comercial fue por tanto positiva, y ello a pesar de la bajada en los ingresos del petróleo. La exportación está dominada por el gas, el petróleo y sus derivados. El país tiene en Japón, Corea del Sur, India, China y Emiratos Árabes Unidos, a sus principales mercados para la exportación.

En cuanto a las relaciones comerciales con España hay que decir que han mejorado en el transcurso de los últimos años, pero aún estamos por detrás de otros países de nuestro entorno como Reino Unido, Alemania, Francia e Italia. No obstante, Catar se ha convertido en un mercado prioritario para las empresas españolas, muchas de las cuales están asentadas en el país. Algunas de nuestras empresas han logrado hacerse con importantes contratos públicos. La balanza comercial con Catar siempre ha sido negativa para nuestro país, fundamentalmente por el peso de las importaciones de combustibles y sus derivados a nuestro país. En el ranking de productos exportados por España a Catar destacan prendas textiles de vestir, principalmente confección femenina y masculina; piedra natural y sus manufacturas (con más de 19 millones de euros), principalmente mármol y sus manufacturas para construcción; pavimentos y revestimientos cerámicos; y productos siderúrgicos.

Las relaciones comerciales de Andalucía con Catar han ido en aumento desde hace años. En 2015 Andalucía exportó al país árabe por un valor de 13,09 millones de euros. Entre los productos que la comunidad andaluza exporta a Catar se encuentran: fruta, muebles, lámparas y manufacturas de piedra.

Algunos de los acontecimientos que tendrán lugar en los próximos años en Catar ha tenido como consecuencia que el país modernice buena parte de sus infraestructuras. Esto supone una importante oportunidad de negocios para las empresas extranjeras. Entre los próximos eventos de dimensión internacional que se celebrarán en el país hay que destacar que Catar acogerá la celebración de la Copa del Mundo de Fútbol en 2022. Es la primera vez que un país de Oriente Medio alberga este torneo futbolístico, el más importante del mundo. Esto supone una importante oportunidad de negocio ya que es un evento para el que se destinarán 46.000 millones de euros en los próximos 10 años de cara a la construcción de infraestructuras y la creación de 75.000 nuevas plazas hoteleras.

Así, que estos momentos hay oportunidades de negocio en los siguientes sectores:

• Construcción residencial y deportiva.
• Infraestructuras viarias, portuarias y aeroportuarias.
• Hostelería.
• Energías renovables, especialmente solar.
• Tratamiento de agua.
• Proyectos medioambientales.
• Tecnología wireless.
• Sistemas de pago.
• Saneamiento.

Trámites y documentos para exportación

Los requisitos de la documentación para la importación siguen estándares internacionales y atrasos en aduana por falta de papeles son poco frecuentes. Por razones religiosas y de seguridad, hay varias restricciones en la importación de productos como el alcohol, el tabaco, las armas de fuego y la carne de cerdo (se prohíbe el uso de grasa de cerdo, así como el uso de ingredientes de cualquier derivado del cerdo salvo muy pocas excepciones, en productos que no están destinados al consumo masivo sino que solo para comunidades no musulmanas). Para el alcohol, existe un número restringido de importadores Los EAU imponen actualmente un arancel de 5% a todos los productos alimenticios procesados de países no pertenecientes al Consejo de Cooperación del Golfo (GCC). Las materias agrícolas a granel y los productos alimenticios semi-procesados son exentos del deber.

Todos los productos importados de carne de vacuno y de aves de corral requieren de un certificado sanitario del país de origen y un certificado “halal” de la matanza acreditado por un centro o institución islámica acreditada en el país de origen.

Una vez que la mercancía llega a Catar es obligatorio presentar una declaración de aduanas y acompañarla con la documentación correspondiente en cada caso. De manera general la documentación necesaria para la exportación es la siguiente:

• Documentación estándar de comercio, incluyendo certificados del país de origen, certificados de embarques y varias atestiguaciones de gobierno o embajadas.

• Todo alimento importado debe ser acompañado de los siguientes documentos: Certificado de Sanidad extendido por el SAG y que verifique que el alimento es apto para consumo humano.

• Certificado de matanza bajo el rito Halal extendido por un Centro Islámico aprobado por EAU y notariado por la embajada o consulado en EAU.

• Factura de entrada o boleto de flete aéreo.

• Certificado de país de origen. En cuanto a los requerimientos en el etiquetado, son los siguientes: • Nombre del producto y de la marca.

• País de origen.

• Listado de los ingredientes ordenados descendientemente según su proporción en la conformación del producto.

• Listado de aditivos de existir.

• Origen de la grasa animal, si aplica (deben ser de animales sacrificados “halal”).

• Peso neto en unidades métricas (volumen en caso de líquidos).

• Fechas de producción y de vencimiento.

• Nombre y dirección del fabricante/productor/distribuidor/ importador/exportador/vendedor.

• Instrucciones especiales de conservación, preparación de transporte, si procede.

El etiquetado de información nutricional es voluntario excepto para comidas especiales como es el caso de la comida dietética y saludable, comida para diabéticos o alimentos para bebes. La Autoridad Sanitaria Nacional debe aprobar y registrar esos alimentos antes de importarlos. Deben contener la siguiente información: contenido de vitaminas y minerales, valor nutricional por cada 100 gramos de producto, y detalle del modo de uso y almacenaje, Indicar en la etiqueta que un producto tiene certificado halal no es obligatorio, pero se valora.

Los requerimientos sobre el idioma en el etiquetado son los siguientes:

• Las etiquetas deben estar en árabe o en árabe/inglés.

• Las etiquetas autoadhesivas en árabe son aceptadas.

• El etiquetado en árabe no es necesario si los productos son importados directamente por hoteles, restaurantes e instituciones (HRI) que serán sus consumidores finales.

• Se permite el uso de etiquetas adhesivas en árabe en lugar de etiquetas originales en árabe o bilingües siempre que sean extremadamente difíciles de quitar, incluyan toda la información requerida en la etiqueta, no cubra la información requerida en la etiqueta original y no contradiga la información de la etiqueta original.

La importación de bebidas alcohólicas en estrictamente controlada. Muy pocas empresas locales cuentan con esta licencia de importación y venta. Estos productos están exentos de requerimientos de etiquetados. La importación de bebidas no alcohólicas está autorizada, pero estos productos no deben tener más de 0.05% de alcohol por volumen total. Estos también están exentos de normas de etiquetados Para la importación de carnes el exportador debe aportar tanto un certificado veterinario emitido por las autoridades del país de origen como un certificado “halal”.

Certificación halal

Todos los productos importados de carne de vacuno y de aves de corral requieren de un certificado sanitario del país de origen y un certificado “halal” de la matanza acreditado por un centro o institución islámica acreditada en el país de origen. En España existen centros acreditados para este tipo de certificación como el emitido por el Instituto Halal con sede en Córdoba.

A través de esta certificación se debe garantizar que el producto ha sido procesado siguiendo los preceptos del Corán, algo que es indispensable si se quiere llegar a este mercado, sobre todo en lo referente a productos alimenticios. Todas las importaciones cárnicas requieren un certificado sanitario expedido por el país exportador, así como un certificado "halal" emitido por una entidad autorizada del país de origen.

 

IMPUESTOS Y ADUANAS

El Consejo de Cooperación para los Estados Árabes del Golfo (CCEAG), antiguamente denominado Consejo de Cooperación del Golfo (CCG), ubicado el en Golfo de Arabia y que consta de seis estados (Bahrein, Kuwait, Omán, Catar, Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos) es uno de los mercados de más rápido crecimiento en el mundo.

El arancel de Catar es el arancel común del Consejo de Cooperación de los Estados Árabes del Golfo. Las barreras comerciales, incluyendo barreras para arancelarias e impuestos de importación, en los EAU fueron elevadas en 1994 desde un 1% por ciento a 4%. Actualmente la tasa está en 5 % del valor C.I.F (costo, seguro y carga). Sin embargo, el 75% de las importaciones todavía entra libre de impuestos. Los aranceles y las políticas generales, se coordinan a través del Comité Nacional. Solamente las compañías con una apropiada licencia comercial, pueden importar en EAU. Los requisitos de la documentación para la importación siguen estándares internacionales y los atrasos en aduana por falta de papeles son poco frecuentes.

Acuerdos bilaterales

En este momento y según la información facilitada por el Ministerio de Asuntos Exteriores español los principales acuerdos bilaterales existentes entre Catar y España son los siguientes:

• MOU de colaboración en infraestructuras y transportes (2011).

• Convenio de doble imposición (2015).

 

INVERTIR EN CATAR

Catar es un mercado prioritario para el Gobierno español. La presencia de empresas españolas establecidas en Catar es todavía escasa (unas 40) pero creciente y muy pujante en determinados sectores.

La economía catarí es una de las más dinámicas de la región. Desde 2005, Catar viene experimentando tasas de crecimiento por encima del 8%, las más elevadas de entre todos los países del Consejo de Cooperación del Golfo y ha multiplicado por 6 su PIB en seis años. Este crecimiento económico se está produciendo gracias a la explotación de los recursos de gas y petróleo y al aumento de la demanda mundial de gas licuado, energía primaria de la que es uno de los principales proveedores mundiales.

Debido a sus reservas de aceite y gas, Catar se considera uno de los países más ricos del mundo. El gobierno de Catar tiene unos objetivos de crecimiento controlado económico adecuado al tamaño del país que son ecológicamente sostenibles. Además, la preocupación por los combustibles fósiles, la educación y los temas ambientales son cada vez más importantes en el desarrollo de Catar según "Visión Nacional 2030”. Internacionalmente, Catar es un socio fiable en un buen número de países europeos y trabaja con varias empresas internacionales vía "Autoridad de Inversión de Catar". Las fuentes principales de ingresos son el aceite, el gas natural, los fertilizantes y la industria petroquímica.

 

FORMAS JURÍDICAS DE EMPRESA

Existen diversas formas jurídicas de empresas tal y como pasamos a detallar a continuación.

• Sociedad colectiva: integrada, al menos, por dos socios con responsabilidad limitada que deben ser nacionales de Catar.

• Sociedad comanditaria: entidad mixta en la que una parte de los socios asume una responsabilidad personal ilimitada y la otra (los socios comanditarios) sólo responden por su participación en el capital de la sociedad. Todos los socios deben ser nacionales de Catar.

• Joint-Venture: sin personalidad jurídica propia, se constituye para ejecutar un proyecto concreto.

• Sociedad Anónima: el número de socios que la componen no puede ser inferior a 5 y el capital social debe estar dividido en acciones iguales de la misma naturaleza.

• Sociedad de Responsabilidad Limitada: el número de socios no puede ser superior a 15 personas ni inferior a 2. Las figuras societarias más utilizadas son tanto la sociedad anónima como la de responsabilidad limitada. En relación a la apertura de sucursales de compañías extranjeras, la normativa interna contempla lo siguiente:

• La sucursal puede efectuar tareas de importación de bienes y materiales necesarios para sus proyectos, siempre que no existan productos parecidos en el mercado catarí. • Se requiere contar con un agente administrativo catarí, cuyas funciones son las de asistencia y apoyo en la solicitud de visados y permisos.

• Se necesita solicitar la aprobación de establecimiento al Ministerio de Economía, así como su posterior inscripción. Las empresas extranjeras pueden abrir oficinas de representación sin necesidad de contar con un socio local. Este tipo de establecimientos están autorizados a realizar solamente transacciones administrativas y financieras relacionadas con sus actividades en Catar. En cuanto a los beneficios fiscales otorgados a la inversión extranjera, éstos se circunscriben a las empresas que realicen actividades económicas en los sectores y planes prioritarios que hayan definido las autoridades cataríes.

Las ayudas públicas consisten en:

• Exención del impuesto de sobre actividades económicas por un período de 10 años.

• Franquicia aduanera sobre los bienes de equipo importados necesarios para el inicio de la actividad.

• Franquicia aduanera sobre las materias primas y bienes semi-elaborados necesarios para el inicio de la producción.


 

CONOCE EL PAÍS

ALGO DE HISTORIA

El Estado de Catar es una península que se encuentra situada en la costa este de la Península Arábiga. Limita al norte con Bahréin, por el que está separado por el Golfo de Bahréin. Al oeste está conectado con el Reino de Arabia Saudí, con quién comparte frontera terrestre. El territorio incluye una serie de islas, siendo las más importante las de Halul, Shraouh, y Al-Asshat.

Catar es uno de los países más ricos del mundo. Sus habitantes tienen una renta per cápita de más de 60.000 euros.

Formalmente Catar es una monarquía constitucional, con la clásica división de poderes y donde la soberanía reside en el pueblo catarí, tal y como se reconoce en la Constitución catarí de 2003. La región fue ocupada ya en el paleolítico pero los primeros habitantes del país de los que se tiene referencia fueron los cananeos. Más adelante formó parte del Imperio Acadio. Al igual que el resto de países de la región, la llegada del Islam cambiará la historia del país. Catar fue una de las primeras zonas de la Península Arábiga en abrazar la nueva religión, y las primeras dinastías musulmanas, los Omeyas y los Abasíes, incorporan esta zona a sus dominios.
Durante la Edad Media, Catar fue un punto importante en la ruta comercial que unía a Basora con Omán. Los otomanos y los persas trataron de instalarse en el país, pero su influencia fue mínima. Después de la emigración a Catar de la familia al-Khalifah, procedente de Kuwait, los iraníes invadieron la península en el año 1783, pero fueron expulsados al poco tiempo. Los miembros de la familia al-Khalifah se establecieron en la próxima isla de Bahréin, desde donde ejercieron como familia gobernante en Bahréin y Catar, pero los qataríes se rebelaron contra su soberanía en el año 1867. Ayudados por el gobernante de Abu Dhabi, los al-Khalifah derrotaron a los habitantes de Catar y arrasaron la ciudad de Doha.
La intervención de los ingleses para reducir la piratería en la región permitió la llegada al poder en Catar de la familia al-Thani. Posteriormente, Catar fue sometida por los turcos otomanos en 1871, y la península quedó bajo la autoridad del gobernador otomano de Basora. Pero un levantamiento victorioso de los qataríes en 1893 logró que se redujera la influencia turca en el país. Durante muchos siglos, la zona estuvo en manos de los persas.
Luego pasaría a formar parte del Imperio otomano, hasta su desmembración en 1915. El emir Abd Allah firmó un tratado con el Reino Unido (1916), merced al cual el emirato se convirtió en protectorado británico. Tras la decisión británica de abandonar el golfo Pérsico en 1971, el país ingresó en la Federación de Emiratos Árabes del Golfo Pérsico (1968). Obtenida su independencia (1971), se retiró de la Federación, firmó un tratado de amistad con los británicos e ingresó en la Liga Árabe y en la ONU (1971). Con un incruento golpe de Estado (1972), Ahmad bin Ali fue depuesto por su primo el jeque Hammad al-Thani, quien se mantuvo en el poder hasta 1995, cuando fue depuesto por su hijo Hammad bin Khalifa al-Thani.
El poder legislativo corresponde al Consejo Consultivo, compuesto de 45 miembros, de los cuales 30 son elegidos por sufragio directo y secreto, mientras que los otros 15 son nombrados directamente por el emir. Sus funciones son la de aprobación de las leyes, del presupuesto y control de la actuación del ejecutivo. El poder ejecutivo corresponde al Emir que es el Jefe del Estado, el comandante en jefe de las Fuerzas Armadas. Este preside el Consejo de Ministros y dirige a través de él la administración civil del Emirato. El poder judicial reside en los tribunales de justicia que se administra en nombre del Emir. En 1999, se creó el Consejo Supremo de la Autoridad Judicial.

 

DATOS BÁSICOS

Nombre oficial del país: Estado de Catar.
Capital: Doha
Otras ciudades: las principales ciudades son: Dukhan, en la costa occidental, Messaied (sureste) y los puertos de Ras Laffan, Al-Khor y Al-Wakrah.
A efectos administrativos, el país se divide en 7 términos municipales: Madinat al-Shamal, Al-Khor, Umm Salal, Al-Daayen, Al-Rayyan, Doha y Al-Wakrah.
Superficie del país: 11.521 km²
Población: Información no disponible.
Idioma: Árabe, si bien el uso del inglés está bastante extendido.
Moneda: Rial catarí (QAR). El tipo de cambio fijo con el dólar es de 1 USD $= 3,64 QR desde 1980.
Religión: Musulmana. 80% suníes y 20% chiíes.
Forma de Estado: Monarquía tradicional de origen wahabí a la cabeza de la cual está el Emir. La monarquía es hereditaria de padres a hijos varones entre los miembros de la familia Al-Thani. El 29 de abril de 2003 se aprobó por Referéndum una nueva Constitución, que entró en vigor el 8 de junio de 2004.
Nº de residentes españoles en el país: Información no disponible.

 

SOCIEDAD Y CULTURA

El Estado catarí es en la práctica un país multicultural. La presencia de expatriados en el país supera ampliamente a la población autóctona. La división más amplia es entre ciudadanos y extranjeros, con subdivisiones basadas en la región de origen, genealogía y prácticas culturales. La atmósfera el país es agradable y tolerante. Los trabajadores extranjeros conservan su vestimenta nacional y no es difícil ver por sus calles y centros comerciales a ciudadanos de distintas partes de Asia, mezclados con occidentales y la población local.

Como el resto de países vecinos, Catar es un país islámico, lo que hace las costumbres y tradiciones musulmanes conformen buena parte de los hábitos y comportamientos sociales del país. No obstante, la mayoritaria presencia de expatriados a creado un interesante ambiente plurinacional dónde conviven diversas confesiones en perfecta armonía. Los cataríes están estratificados socialmente según factores tales como la afiliación tribal, religión e historia. Por ejemplo, los cataríes enraizados genealógicamente a Arabia Saudí se suelen identificar con los valores culturales de los beduinos y practicantes del Islam suní. Mientras, los cataríes con enlaces genealógicos al lado noreste de la zona del Golfo se identifican más con los urbanitas y son más cercanos al Islam chií. Las subdivisiones genealógicas y geográficas entre los ciudadanos están en relación con las categorías profesionales.

Después de la independencia, Catar llevó a cabo un programa intenso de modernización de sus infraestructuras. Por ejemplo, desarrolló programas de asistencia social extensos, incluyendo la asistencia médica libre, la educación universitaria, ayudas para el alquiler y subvenciones. Las mejoras de los servicios, las redes de carreteras, tratamientos de aguas residuales, y la desalación de agua han derivado en una mejor calidad de vida.

El papel de la mujer musulmana en la sociedad de Catar todavía tiene notables diferencias con el de las sociedades occidentales, si bien no se encuentra en los niveles de otros países del Golfo, en los que este colectivo afronta restricciones para conducir, trabajar o acceder a una educación superior.

Por otro lado, las mujeres no musulmanas no han de someterse al mismo régimen que las locales, aunque tienen que acatar ciertos códigos de conducta para evitar problemas con los locales y las autoridades. Un ejemplo es el de la vestimenta: en Catar, es recomendable usar faldas a la altura de la rodilla y llevar siempre los hombros tapados, pero no es obligatorio el uso de la abaya.

En muchos lugares públicos como gimnasios o mezquitas, existen entradas diferenciadas para hombres y mujeres e, incluso, algunos locales son exclusivos para miembros del sexo masculino o femenino.

Catar posee un interesante patrimonio cultural y natural. El país tiene a la ciudad amurallada de Al-Zubarah (a 105 km de la capital) inscrita en la Lista de Patrimonio de la Humanidad desde 2013. La cetrería, el café árabe y el Majlis (espacio cultural y social) fueron inscritas en la lista del patrimonio inmaterial a propuesta de varios países de la región.

Entre los atractivos patrimoniales y turísticos hay que destacar los siguientes sitios:

• Al-Wakrah: a mitad de camino entre Doha y Umm Said, encontramos esta pequeña ciudad-puerto. El Museo de al-Wakrah tiene su sede en un antiguo fuerte. Muestra al visitante la vida marina y la historia de la región, instrumentos astronómicos y diferentes utensilios, entre ellos, de buceo.

• Umm Said: es un puerto comercial con buena infraestructura para recibir al turismo y playas de arena fina.

• Al-Khor: bonita aldea de pescadores situada al norte de Doha con excelentes playas dónde pueden practicarse todo tipo de deportes náuticos en un ambiente pintoresco.

• Al-Ruwais: el mejor espacio del país, situado en el extremo norte del país, para conocer el tradicional estilo de vida de los beduinos.

• Khor Al-Udeid: localidad al sur de Doha en el sureste de la Península donde pueden encontrarse hermosas dunas y las bellas formaciones sedimentarias salinas llamadas “sabkha”.

• Zekreet: en la costa oeste de Catar, es un impresionante paisaje, con lugares prehistóricos y antiguos asentamientos.

• Al-Safliya y Safliye: son dos islotes deshabitados con playas de increíble belleza e ideales lugares para la observación de aves migratorias.

• Palm Tree Island: a 10 minutos de Doha en barco, se encuentra esta isla de bonitas playas que invita a las actividades náuticas, paseos en camello y dónde también se pueden disfrutar las especialidades gastronómicas del país.

• Sharao: isla conocida por sus fondos marinos ricos en flora y fauna, muy similares a los del Mar Rojo, ideales para la práctica del buceo. Se encuentra al sureste de Doha.

En los últimos años, las autoridades culturales cataríes han invertido en la construcción de infraestructuras culturales. El Museo de Arte Islámico se encuentra en la capital de Catar, Doha, y es uno de los museos más interesantes de la región y posee una de las colecciones de arte islámico más importantes del mundo.

El extranjero que piense instalarse en Catar tiene que saber que se trata de un moderno país que ofrece muchas oportunidades. .

 

INFORMACIÓN PRÁCTICA

RELACIONES EN LOS NEGOCIOS

A pesar de ser uno de los países más permisivos del Golfo, es importante que las personas que se desplacen al país para hacer negocios estén al tanto de las costumbres y las normas básicas de la religión musulmana. A modo de ejemplo, las mujeres deben vestir modestamente. El consumo de bebidas alcohólicas en lugares públicos está prohibido, excepto en lugares autorizados tales como bares y restaurantes de los hoteles.

En primer lugar, es importante que se ponga de pie al saludar o dar la bienvenida a alguien, especialmente a las personas mayores o de mayor rango, que deben tener siempre prioridad en los saludos iniciales. El saludo más común antes de iniciar una conversación es: “salamu alaykum”.

Cuando un hombre conoce a una mujer catarí, o cuando es presentada en el transcurso de una reunión de trabajo, debe evitar darle la mano, a no ser que ella la ofrezca antes. Respecto al saludo y conversación inicial, lo más común en Catar, como en otros países árabes, es hablar sobre temas que no tienen que ver con el encuentro de trabajo, como el estado de salud o la familia. Por esta razón es recomendable evitar hablar de trabajo al principio.
Es conveniente que cuando le ofrezcan alguna bebida utilice la mano derecha para aceptar la invitación. La mano derecha además es la que hay que utilizar para comer y manipular los alimentos.
Evidentemente, al tratarse de un país musulmán, se debe evitar ofrecer a los invitados de esta religión bebidas alcohólicas ni comidas que contengan cerdo. Esta regla también se debe aplicarse aunque asistan no-musulmanes al encuentro.

 

PASAPORTE Y VISADO

Los nacionales españoles han de obtener un visado para entrar en el país, para ello es imprescindible que la validez mínima del pasaporte sea de 6 meses. Para residir y trabajar en Catar, todos los extranjeros necesitan un empleador. Es el patrocinador el que se encarga de tramitar tanto el visado de trabajo como el permiso de residencia y, posteriormente, los permisos de salida del país. Los ciudadanos españoles pueden obtener visado de turismo, bien solicitándolo en la Embajada de Catar en España, o bien directamente en el aeropuerto u otra frontera de entrada al país previo pago de las correspondientes tasas (aproximadamente 20 €), únicamente mediante tarjeta de crédito. No se acepta dinero en efectivo. Los titulares de pasaporte de servicio deberán obtener el visado en la Embajada de Catar que corresponda a su país de destino, dado que, a diferencia de los titulares de pasaporte ordinario o diplomático, no se benefician de la posibilidad de obtenerlo a la llegada en el aeropuerto. Se ha de facilitar la dirección en Catar de una persona responsable por el visitante ("sponsor" o patrocinador).
Dependiendo de los casos, los visados se conceden por periodos que oscilan entre las dos semanas y un mes, con posibilidad de renovación de un hasta un mes. Las autoridades de Catar pueden denegar la entrada a cualquier persona, sin necesidad de explicar los motivos y sin que la Embajada de España en Doha pueda hacer nada al respecto. Para gestionar el visado es necesario presentar: formulario de visado, pasaporte (con validez de 6 meses), 2 fotografías, copia de la transferencia bancaria a la sección consular, y copia de la reserva de hotel en Catar. Hay distintos tipos de visado para entrar en el país.

• Visado de trabajo: la más habitual, garantiza permiso de residencia y de trabajo.

• Visado de turismo: permite estar en el país hasta dos meses (el período inicial es un mes, pero se puede renovar en el servicio de inmigración situado al lado del aeropuerto). No permite tener un empleo en Catar.

• Visado familiar: la puede solicitar el poseedor de una visa de trabajo para obtener visados para su cónyuge, hijos y en algunos casos, hermanos/padres. Los familiares acogidos a esta modalidad tienen permiso de residencia y pueden trabajar en Catar. La ley señala que se necesitan unos ingresos mínimos (la cifra ha variado un par de veces, y está alrededor de los 8.000-10.000 QR al mes) y una permanencia de 6 meses en el país del cabeza de familia para poder solicitarla.

• Visado de visita familiar: es una visa temporal de 6 meses que permite a la familia permanecer el país, aunque sin permiso de residencia ni de trabajo.

• Visado de negocios: permite una estancia limitada a varios meses en el país por motivos de trabajo.

Estancia en el país:

Para las personas que tengan pensado viajar al país se recomienda solicitar el visado como mínimo un mes antes del desplazamiento. En el caso de la estancia sea de menos de 30 días se puede conseguir el visado a la entrada al país. En este caso la documentación necesaria para tramitar este visado será la siguiente: tener un pasaporte con una validez mínima de seis meses, tener reserva de vuelo de regreso, y datos de contacto del patrocinador que también puede ser la reserva del hotel. Además, Catar Airways cuenta con un sistema electrónico para tramitar visados de turismo a Catar.

Catar es un país seguro y el desplazamiento por el mismo se puede realizar sin llevar a cabo ningún tipo de problema. La capital, Doha, es además una de las ciudades más modernas de toda la región del Golfo. .

 

CONDICIONES DE VIDA

Catar está considerado uno de los países más tolerantes y abiertos de la región. El islam es la religión oficial del país pero la presencia en el país de una mayoría de expatriados ha hecho que en la práctica haya un alto nivel de permisividad en relación a las costumbre foráneas, a excepción del consumo de alcohol, muy restringido en el país. No obstante, conviene optar por llevar una actitud moderada y respetuosa con los hábitos y costumbres locales.
Debido al constante flujo de llegada de extranjeros al país, el precio de la vivienda es alto, en una proporción del salario mucho más elevada que en España, por lo que conviene comprobar antes las condiciones del contrato y, en particular, si el alojamiento lo provee la propia empresa, así como el tamaño y calidad del mismo.
El precio para un apartamento de un dormitorio, ni muy lujoso ni muy bien situado, es de unos 1.500 euros mensuales y puede alcanzar fácilmente los 2.500 euros o más para las mejores propiedades. En el caso de casas o apartamentos de tres o más dormitorios, los alquileres parten de unos 2.500 o 3.500 euros mensuales y pueden rebasar con creces esa cantidad. Los extranjeros tienden a vivir en villa compounds o edificios de apartamentos, con servicios comunes como piscina y gimnasio. Junto con el coste de la vivienda, el de la educación es uno de los factores que más encarece la vida en Catar ya que el precio de la cesta de la compra es similar al de España.
La educación pública es gratuita para los cataríes, pero los extranjeros deben inscribirse en escuelas privadas con un coste que oscila entre los 7.000 y los 15.000 euros por curso, y que en ocasiones puede superar esas cantidades. Suele ser complicado encontrar plazas en los colegios internacionales ya que son muy demandados y la oferta es limitada. Antes de viajar al país se recomienda que gestione con su empresa la plaza en un colegio privado. En Catar no existe ningún colegio que imparta educación en español, lo más lógico es matricularlo al niño en algún colegio que imparta clases en inglés o en francés. Recientemente se ha instalado en el país la red de colegios español de educación internacional SEK.
Por lo que se refiere a la atención sanitaria, el país cuenta con una moderna infraestructura. Para los titulares de permiso de residencia, se recomienda obtener la tarjeta sanitaria que, por aproximadamente 22 € al año (por individuo, no por familia), da acceso a la red sanitaria pública, de excelente nivel, con carácter gratuito o a un coste muy reducido. También existen modernas clínicas privadas en el país.

En Catar la importación de alcohol está prohibida. La venta de alcohol solo está permitida en hoteles y un número limitado de restaurantes.

 

TRABAJAR EN EL PAÍS

El mercado laboral es muy competitivo en Catar. Los empleos de alta cualificación tienen una alta remuneración, lo que contrasta con los empleos de baja cualificación, que tienen salarios pequeños y por debajo de lo que es normal en España.

Cada trabajador depende de un sponsor local, que se hace responsable de éste durante su estancia en el país. En cualquier caso, el empleador no puede retener el visado del trabajador salvo durante el período de tramitación del visado de trabajo. En Catar es necesaria la autorización del sponsor para realizar determinadas actividades bancarias, cambiar de trabajo o abandonar el país. De igual manera, los trabajadores extranjeros pueden solicitar traer a sus esposas e hijos bajo su personal patrocinio.

Incluso en el caso de empleos de elevada cualificación, que tienden a ser los ocupados por occidentales, la remuneración con frecuencia no es tan buena como pueda parecer a primera vista, debido al elevado coste de la vivienda y la educación.
A la hora de valorar cualquier oferta de trabajo, además de analizar la remuneración, deberá valorar las condiciones de trabajo así como la relación con su empleador. Uno de los mayores atractivos de trabajar en este país es la exención de pagos de impuestos sobre las rentas del trabajo.
Los salarios en Catar suelen tener tres partes claramente diferenciadas: el salario básico, los complementos (casa, transporte, viajes al país de origen, y gastos corrientes como la luz y el agua), y por último los beneficios como los seguros de salud y otras ayudas.

El país ha llevado a cabo desde 2009 un plan de modernización de la regulación laboral. Entre los aspectos más relevantes de la nueva legislación habría que señalar los siguientes aspectos:

• La nueva ley fija la edad laboral en 18 años.

• Los empresarios que quieran reclutar a trabajadores extranjeros deben obtener un permiso del Gobierno.

• Existe un período de prueba de 3 meses al que se pueden añadir otros 3 en caso de que el empleador lo considere necesario.

• Los trabajadores pueden abandonar su contrato en el período de prueba avisando con 15 días de antelación. En caso de abandonar el trabajo mientras esté vigente el contrato el período de aviso será de 30 días y deberá hacerse por escrito.

Condiciones de trabajo

La duración legal de la jornada de trabajo es de 48 horas semanas, que se reducen durante el mes de Ramadán.

Al igual que en la mayoría de los países musulmanes la semana laboral comienza el domingo y termina el jueves, siendo el viernes y el sábado los fines de semana. En ciertos sectores, como la construcción y en algunos casos las industrias energéticas, en los que la semana laboral dura seis días (el único que se descansa es el viernes).

Normalmente, se concede un mes de vacaciones pagadas.

 

CONDICIONES DE SEGURIDAD

Ningún país de la región está a salvo de la posibilidad de ser objeto de algún tipo de ataque terrorista. La existencia de conflictos cercanos aumenta el riesgo de que este tipo de acciones puedan tener lugar en el país. No obstante, de manera general Catar es un país seguro y en fechas recientes no se ha contabilizado ningún tipo de acción terrorista en su territorio.
Se recomienda extremar la precaución, mantenerse informado y tener en cuenta las medidas ordinarias de autoprotección y seguridad personal, en especial en lugares de reunión o socialización donde se concentre un número elevado de personas (eventos culturales o deportivos, hoteles, centros comerciales, entre otros).
En términos de criminalidad común, las condiciones de seguridad en Catar son buenas, con un número muy reducido de delitos. A día de hoy no existen zonas de riesgo específicas en el país.

 

CONTACTOS Y ENLACES ÚTILES

EMBAJADA DE ESPAÑA EN CATAR:

Lusail Street, West Bay, Doha
P.O. Box: 24.616
Teléfono: + 974 4483 5886
Fax: + 974 4483 5887
E-mail: emb.doha@mae.es


OFICINA ECONÓMICA Y COMERCIAL DE ESPAÑA:

Dependiente de la Consejería de Economía y Comercio en Dubai.
Teléfono: +974 448 35 886
E-mail: doha@comercio.mineco.es


EMBAJADA DE CATAR EN ESPAÑA:

Paseo de la Castellana, 15, 5 planta. 28046-Madrid
Teléfono: 91 310 69 26
Fax: 91 310 48 51
E-mail: infor@qatarembassy.es
WEB: http://qatarembassy.es

OTRAS DIRECCIONES DE INTERÉS:

Spanish Business Council
8th Floor, Al Jassim Tower C Ring Road
Ibn Hayyan Street
Al Sadd, Doha, Catar
Information for migrant workers in Catar:
http://portal.www.gov.qa/wps/portal/labor/homepageEN?changeLanguage=en

 

Descarga Adobe Acrobat Reader para visualizar los siguientes documentos:

DESCARGAS

Datos macroeconómicos:

 

Exportaciones e importaciones:

 

Otros documentos: